Un nutrido grupo de personas que resistía el desalojo del Partido Justicialista Nacional cantó el hit del verano contra Mauricio Macri.

La escena ocurrió frente a la cara de los policías del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que impedían el ingreso al edificio.

Embed

En la mañana del martes, con un polémico fallo, la jueza María Servini dispuso la intervención del partido en el orden nacional, y puso al cuestionado dirigente gastronómico Luis Barrionuevo al frente.

Por la tarde, la policía rodeó el edificio ubicado en la calle Matheu del barrio de Once para impedir el ingreso y esperar la llegada de Barrionuevo. En ese momento, cantaron contra Macri.

En esta nota