Amalia Granatageneró un escándalo mediático al ser desvinculada de Canal 9, luego de comparar al cáncer de mama con el aborto en su cuenta de Twitter a raíz de la muerte de la hija de una de las Trillizas de Oro. A pesar de que ella sostiene que la persiguen por ser “provida”, Diego Toni, el gerente de contenidos, la desmintió.

“Nos pareció prudente correr a Amalia por el momento de su lugar, como compañía no compartíamos las formas ni el momento en que lo hizo. Esto no tiene que ver absolutamente en nada con la ley que se está debatiendo”, la contradijo Toni, en diálogo con Por si las moscas en la radio La Once Diez.

Embed

Aunque defendió que el canal “mantiene la libertad en la pantalla para decir lo que les parezca”, sostuvo que “hay otra cuestión con la responsabilidad que conllevan las herramientas de comunicación”. “Esto nos pareció, por lo menos, inoportuno”, expresó.

“Lo entendemos como un error de Amalia, hace muy poco que es periodista y lo corregirá con los años de experiencia, pero nos pareció muy inoportuno”, reiteró, en referencia al reciente título que tiene Granata como técnica en periodismo. “Que lo haga cualquiera es una cosa, que lo haga un profesional de la comunicación es otra”, planteó Toni.

Además, dejó en claro que la decisión de desvincular a la ex panelista fue únicamente del canal y no tuvo que ver con la conductora de Todas las Tardes, Maju Lozano, quien es una de las figuras televisivas que militan la legalización del aborto. “Hablé con la productora, con Maju y con Gonzalo Arias, nos entendieron y les di la libertad para que dijeran lo que les pareciera decir”, explicó el gerente de contenidos.