El director de cine y militante de Cambiemos, Juan José Campanella, se quejó de las decisiones del Gobierno nacional respecto a los últimos escándalos dentro del INCAA que llevó a que corran de su cargo Bernardo Bergeret, gerente de Asuntos Internacionales.

Asimismo, el cineasta ultraoficialista respaldó a Bergeret que está sospechado ante las irregularidades detectadas en la contratación directa de materiales gráficos para llevar a los principales festivales de todo el mundo, por $6.487.600, entre enero y abril de este año.

Embed

Además, expresó su enojo por el escándalo anterior en el INCAA, que terminó con la salida de Alejandro Cacetta. “No se animó a meterse en bolsones de irregularidades que subsisten en el Incaa desde hace muchísimos años y nosotros estamos dispuestos a ir a fondo”, lo criticó en ese momento el ministro Pablo Avelluto.

En ese contexto, el director de cine preferido de la Casa Rosada disparó: "Este Gobierno es cruel con sus funcionarios". Y acto seguido le pidió a Eduardo Feinmann no titulen con semejante declaración.

Pese al respaldo del mundo del cine, Bergeret fue apartado este lunes de sus funciones. Según la Resolción 2018-847, el presidente del INCAA, Ralph Douglas Haiek, dispuso “dejar sin efecto el cargo de Gerente de Asuntos Internacionales del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales al agente Bernardo Ernesto Bergeret” y ordenó “dejar sin efecto la asignación del suplemento por Función Ejecutiva I”, así como “todo otro adicional que estuviese percibiendo” por un plazo de 30 días.