En un fuerte golpe económico, las distribuidoras de energía eléctrica Edenor y Edesur pasarán a manos de Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal a partir de este viernes 1° de marzo. De este modo, ambas jurisdicciones deberán afrontar con fondos propios los costos de la tarifa social.

El acuerdo se terminó de consumar con las firmas del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne y del secretario de Energía, Gustavo Lopetegui.

La medida ya había sido aprobada en septiembre del año pasado, cuando se dispuso el traspaso de ambas distribuidoras "a la jurisdicción de la provincia de Buenos Aires y de la CABA, en línea con lo que ocurre con las distribuidoras eléctricas en las demás jurisdicciones".

Ambas jurisdicciones deberán crear un ente bipartito para controlar y regular el servicio con la mayor celeridad posible y, tanto la Ciudad como la Provincia, deberán pagar con fondos propios los gastos correspondientes a la tarifa social.

LEER MÁS: Macri culpó a las cooperativas eléctricas por el tarifazo de luz