El dirigente sindical Luis Barrionuevo y la diputada nacional por el Frente Renovador Graciela Camaño los une un matrimonio, el peronismo y dos hijos.

La decisión de María Servini de Cubría de poner como interventor al líder de Gastronómicos en el PJ nacional no cayó bien dentro del matrimonio y en las últimas horas, la legisladora se comunicó con su compañero y le dijo: “¡Ah, en qué lindo quilombo que te metiste Barrionuevo!”.

Según precisó Clarín, la intervención judicial despertó una “interna” familiar y Camaño que no se achica ante nadie le advirtió a Barriuevo: “No va a ser fácil convencerme a mí para que Massa vuelva al PJ”.

La diputada nacional es la principal operadora y referencia parlamentaria de Sergio Massa, quien en 2013 creó el Frente Renovador para enfrentar al kirchnerismo.