La jefa del bloque de diputados del Frente Renovador, Graciela Camaño, analizó el discurso de Elisa Carrió en la Cámara Baja y lanzó sorpresivas declaraciones en solidaridad con la legisladora de Cambiemos.

“A Carrió le hacen bullying en la Cámara, yo lo sufrí. Ella provoca mucho también con su discurso, es muy incómodo trabajar a su lado”, manifestó Camaño. Sin embargo, señaló: “Lo de las propinas es una declaración muy desafortunada, más aún cuando nos prometían lluvia de inversiones y brotes verdes”.

En diálogo con el programa de radial Crónica Anunciada, que se emite por FM La Patriada, la dirigente del Frente Renovador indicó que “la gente la está pasando muy mal, hay que ser cuidadoso con las declaraciones porque esto no es Disney”; y sentenció: “El gobierno timbeó y la fiesta se paga, es una lástima que no la paguen con sus fortunas personales”.

En relación al presupuesto, aclaró: “si implica un ajuste para la sociedad, no vamos a acompañar el proyecto”; al tiempo que advirtió al Presidente: “El circo de la convocatoria a la gobernabilidad es una postura del gobierno. Si quieren gobernabilidad, que gobiernen bien que para eso los votaron”.

Por otro último, reveló que “hubo llamados telefónicos desde el gobierno y la respuesta fue sencilla: 'no nos busquen para el ajuste y los deberes sucios'”. En este sentido, la legisladora remarcó que “la gobernabilidad depende 100% del gobierno, no está en duda el mandato de la sociedad, que gobiernen que para eso los votaron”.

Embed