La movilera de C5N Gabriela Carchak conversó con dos jubiladas que se encontraban haciendo la fila para comprar dos roscas de pascua a un precio más accesible al que se vende en las confiterías y no pudo evitar emocionarse al escuchar el desgarrador testimonio de las dos abuelas que solo comen una vez al día.

“Soy Alicia. Más o menos en una confitería me sale 170 pesos, no lo puedo pagar. Soy jubilada. Está muy mal la canasta para un jubilado, sobre todo la leche que necesitamos para nuestros huesos, no podemos comprarla. Tomo mate cocido. No se puede más. Cocino una vez al día, almuerzo a las 15 como para que me dure hasta la noche y tomo un te con pan”, relató la abuela a la movilera, quien le preguntó anonadada si evitaba la merienda.

Embed

A lo cual, la jubilada repsondió: “Si, me levanto más tarde, como más tarde y tomo un té”.

En la misma fila, entrevistó a Trinidad, una abuela que compró unos alfajorcitos porque no le alcanzaba para una rosca de pascua. La periodista no dudó en decirle que ella se lo compraba y le preguntó cómo hacía para llegar a fin de mes.

Embed

“No, no llego a fin de mes. La estamos pasando mal. Estoy sola, no tengo quien me ayude. A veces como y otras veces no. Como una vez sola al día”, relató la abuela.

La movilera no pudo evitar su emoción y expresó la conmoción que le generó escuchar la dura realidad que viven los jubilados por culpa de las políticas de ajuste de Cambiemos.

En esta nota