EN VIVO

El Turco Asís con Dady Brieva | Es con Dady | Entrevistas

#ArgentinaNoBaja: "Es una propuesta demagógica del Gobierno para no hablar de cómo están saqueando al pueblo"

08 de enero, 2019 | 06.47

Como en cada elección, Cambiemos vuelve a impulsar su “caballito de batalla” que es bajar la edad de punibilidad, mientras que, desfinancia las áreas del Estado en políticas sociales, cierra escuelas y desarticula los programas como Conectar Igualdad. Esta vez, fue la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, la que anunció que presentarán el proyecto en el Congreso. Desde la Red Argentina No Baja, advirtieron sobre el carácter demagógico de la medida y aclararon que “el número de adolescentes menores de 18 años involucrados en delitos es absolutamente minoritario”.

La integrante del Centro de Estudios en Política Criminal y de la Red Argentina No Baja, Claudia Cesaroni, dialogó con El Destape y advirtió sobre la peligrosidad de que desde el Gobierno vuelvan con la idea que habían lanzado en el 2017 y que recibió cientos de críticas de organismos internacionales como UNICEF.

Nosotros nos oponemos hace muchos años a estos planteos que son repetidos. Hace dos años el Gobierno tiró un proyecto con bajar a los 14 años la edad de punibilidad y que fue rechazado por un conjunto de organizaciones incluida UNICEF Argentina”, aclaró la autora del libro Masacre en el Pabellón 7º y subrayó que “otra vez la propuesta de Cambiemos es castigar a adolescentes”.

Aclaró, en ese sentido, que “no hay un problema de magnitud tal para decidir incorporar todo una franja de chicos y chicas menores a 18 años al sistema penal y si hubiera un problema así, la solución no sería esa” y apuntó que “esos pibes que están en pleno crecimiento y es deber del Estado garantizar que estén en la escuela y no está cumpliendo con sus obligaciones”.

Embed

Para la Red no es casual que la idea de bajar la edad de punibilidad a 14 años provenga de “un Gobierno que cierra escuelas, anula planes como el Conectar Igualdad y saca dinero de las áreas del Estado que se pueden llamar social” e instaron a que las diferentes fuerzas políticas “tengan en claro que esto no es una solución”.

“Entendemos que este tema les provoca a ciertos espacios políticos una cierta preocupación porque les parece piantavotos oponerse a este tipo de política, por eso, pensamos que en todo caso hay que poder explicarle a la sociedad porqué no es una solución bajar la edad de punibilidad y hacerlo valientemente”, reflexionó la abogada sobre el debate que tendrá lugar en el Congreso.

La idea de Mauricio Macri y de su equipo de Gobierno de que juzgar y penalizar a adolescentes por los delitos que cometen es una forma de “bajar la inseguridad” es una iniciativa que “no resuelve nada” ya que el sistema penitenciario argentino y provincial se encuentra colapsado y no lleva a cabo ningún tipo de trabajo que “reinserte” a esa persona en la sociedad.

Muchos de los que hablan de este tema, dicen que las cárceles son escuelas del delito. Entonces, si tanto les preocupa, no habría que mandar a esas escuelas a los jóvenes más jóvenes sino mandarlas a las escuelas donde aprenden otras cosas”, replicó Cesaroni.

Embed

A pesar de que los medios hegemónicos sobredimensionan las noticias de casos de inseguridad que tiene como victimario a un menor de edad, lo cierto es que las estadísticas reflejan otra realidad y es que “el número de adolescentes menores de 18 años involucrados en delitos, es absolutamente minoritario”. En la provincia de Buenos Aires el número oficial de la Corte Suprema de Justicia indica que del total de delitos cometidos, solo el 3,5% involucra a menores.

“Es una propuesta demagógica porque el Gobierno no quiere hablar de economía, no quiere hablar de cómo están saqueando al pueblo entonces vuelve a largar una propuesta que no tiene que ver abordar ese problema”, arremetió la abogada y aclaró que “no existe un problema de índole delictiva generado por pibes de 15 años”.

En ese sentido, explicó que para la Red “no es un problema grave como para bajar la edad de punibilidad sino que abordar los casos de adolescentes que están involucrados en delitos es a partir de otras tareas del Estado social, que tiene que ver con la parte de educación. Un pibe de 14 años que está involucrado en un acto delictivo es un pibe que no está donde tiene que estar y esa responsabilidad es de los adultos, no de los pibes, del Estado y de la familia. Y si a veces la familia no puede hacerse cargo de la situación y tiene que estar el Estado social y no penal”.

Si te toca el sistema penal porque sos pobre, no pudiste tener una red de contención, no tenes familia, nadie te acompaña, nadie te sostiene, el sistema penal te atrapa y difícilmente te contenga y si te larga es lastimado y con una marca en la frente de que estuviste en la cárcel”, advirtió Cesaroni.

Y sentenció: “Tratamos de evitar que el sistema penal atrape a pibes más chicos porque los queremos en las escuelas y no en la cárcel”.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?