La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, defendió el nuevo protocolo de seguridad por el cual las fuerzas de seguridad federales podrán disparar con armas de fuego en caso de sentirse en una situación de peligro inminente.

En medio de la polémica por la resolución que adelantó El Destape la semana pasada y se publicó hoy en el Boletín Oficial, la funcionaria aseguró que se trata de "un protocolo para las cuatro Fuerzas federales" que hasta ahora se regían por protocolos "dispersos" que "recién" les permitían "tirar (un disparo) cuando el delincuente tiraba, estaban en una situación de inferioridad".

En diálogo con A24, la Ministra de Seguridad aseguró que durante su gestión se redujeron las muertes de oficiales de Policía y de ciudadanos, a contramano del argumento de los organismos de derechos humanos y organizaciones que luchan contra la violencia institucional: "Bajamos en un 70% la muerte de policías y hemos tenido una baja enorme de ciudadanos muertos en hechos con policías, porque cuando las cosas son claras, cada uno sabe lo que tiene que hacer".

Según el nuevo protocolo, el policía puede actuar y disparar "cuando ve que hay un peligro inminente". En el caso Chocobar, que asesinó a un delincuente por la espalda, mientras huía, Bullrich relató que el oficial "había visto que había una persona herida (...) frente a esa amenaza, se puede utilizar el arma" que "intenta tirar a un lugar no letal".

Por eso, con la nueva doctrina, "cuando hay peligro inminente, el policía tiene que evaluar la situación y defender al ciudadano" por lo que el uso del arma letal quedará librado a la interpretación de "peligro" que tenga el oficial de la Fuerza.

LEER MÁS: Bullrich avaló el uso de armas para defenderse de los delitos