El diputado salteño Gustavo Orozco, que está acusado de torturas en su accionar como policía, criticó la medida de Patricia Bullrich para incentivar el gatillo fácil.

El legislador provincial que responde a Alfredo Olmedo consideró que el protocolo “es contrario al código penal" y, a la hora de disparar un policía "no va a ser juzgado por lo que diga Patricia Bullrich, sino que va a ser juzgado por lo que dicen las normas”, según replicó el portal Cuarto Poder Salta.

“Creo que la inseguridad no se combate solamente autorizando a un policía a disparar, no se puede vender humo diciendo acá se termina la delincuencia de esta manera", cuestionó.

En esa línea, argumentó: "En los países que tienen menores indices de delincuencia como Islandia, Suecia o Noruega; los policías ni siquiera llevan armas" y agregó que "el motivo es que hay menos delincuencia porque hay menos pobreza”.

Asimismo, Orozco sostuvo que “las condiciones no están dadas" para aplicar el protocolo en Salta, ya que la policía provincial "no está preparada” señaló.

“Los hechos de enfrentamiento entre la policía y los delincuentes son hechos aislados, y la mayoría de los enfrentamientos se dieron cuando el policía estaba de servicio", dijo y agregó que "no tengo dudas de que van a haber muchos más enfrentamientos a mano armada".

LEER MÁS: Gatillo fácil: presentaron proyecto para derogar resolución de Bullrich