Las previsiones del boletín Focus, un sondeo que el ente emisor realiza cada semana con cerca de un centenar de economistas del mercado, calculan una inflación del 8,37% en este año, poco más del 8,1% de hace ocho días y por encima del 6,5% del techo máximo de la proyección oficial que tiene un centro de meta del 4,5%, consignó la agencia EFE.

El cálculo de inflación acumula seis semanas consecutivas de previsión semanal al alza, lo que indica que Brasil terminará este año con la mayor inflación desde 2003, cuando asumió el poder el Partido de los Trabajadores (PT) y el índice llegó al 9,3%. Para 2016, los expertos mantuvieron su previsión de inflación del 5,50%.

Sobre la economía, el mercado prevé que Brasil tendrá en 2015 una contracción del 1,24% del PIB, frente a un 1,20% negativo que se tenía hace una semana y, de confirmarse, será el peor año de crecimiento económico para el país desde 1990, cuando cayó 4,35%.

Brasil terminó 2014 con una inflación del 6,41%, por encima de la de 2013 (5,91%) pero por debajo del techo máximo tolerado por el gobierno, mientras que la economía avanzó sólo 0,1%.