El Debate Presidencial en vivo con Roberto Navarro y Marcelo Figueras Suscribite

X

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ordenó a los cuarteles militares conmemorar el Golpe de Estado de 1964 el próximo 31 de marzo. Sin embargo, desde la cúpula del Ejército sugieren que sea cauteloso con las formas, para que no genere rispideces en la opinión pública, en especial por la voluntad oficial de llevar a cabo una reforma previsional en las próximas semanas.

Concretamente, el actual gobierno es el que desplegó militares en los ministerios después de la última dictadura militar brasilera, por lo que estos temas dejaron de ser parte de la agenda prohibida por el Ejecutivo. Aunque sin un decreto para formalizarla, la efeméride vuelve al calendario de conmemoraciones de las Fuerzas Armadas después de ocho años.

El día que Bolsonaro dedicó su voto contra Dilma al militar que la torturó

Embed

Ya en 2011, la propia ex presidenta Dilma Rousseff , una ex activista que sufrió torturas en el régimen dictatorial, le ordenó a los comandantes de la Fuerza Aérea, el Ejército y la Armada suspender cualquier actividad para recordar la fecha en unidades militares.

Al igual que en Argentina, dicho período quedó marcado por la muerte y la tortura de decenas de militantes políticos que se opusieron al régimen militar.

Cabe destacar que las Fuerzas Armadas, en el contexto actual, volvieron a desempeñar un papel preponderante y son los principales pilares de sustentación del nuevo gobierno Bolsonaro. Por eso el mensaje necesita ser "suave", ya que no quieren ningún gesto que pudiera generar tumulto.