El ex vicepresidente Amado Boudoudeclaró este martes ante el Tribunal Oral Federal 4 (TOF 4) en la causa en la que se investiga la venta de la ex calcográfica Ciccone. Durante su exposición, negó haber negociado la compra de la empresa involucrada y defendió su paso por el Gobierno.

"Jamás negocié por mí ni a través de terceros la compra del 70 por ciento del paquete accionario", afirmó el economista, quien señaló que en el marco del juicio en su contra se "invirtió la carga de la prueba". Además, agregó que el propio (Alejandro) Vanderbroele dijo que cohecho no existió: "La situación del cohecho no tiene correlato con ninguna de las pruebas que se dieron".

Por otro lado, Boudou señaló que el juicio "tuvo cosas extrañas del comienzo", habló de un "relato construido" e indicó que durante el proceso del juicio "muchas cosas quedaron aclaradas y desbaratadas". A raíz de esta causa, el ex vicepresidente podría ser condenado por cohecho en concurso real con el delito de negociaciones incompatibles con la función pública. Por decisión del juez Ariel Lijo, Boudou ya pasó 70 días preso por una denuncia de enriquecimiento ilícito.

Embed

"Quiero dejar este testimonio para las jubiladas y jubilados, los chicos y chicas de la Asignación Universal, para quienes recibían la computadora y este Gobierno decidió dejar de dárselas", expresó hacia el final.

Y concluyó: "Para todos los que me votaron y los que no me votaron, les quiero decir que la única verdad es la realidad. Voy a enfrentar siempre con la misma convicción, fuerza y alegría, ser parte del proceso político que cambió a la República Argentina e hizo que haya mucha más justicia en este país".

En esta nota