Dante Sica afirmó que las empresas pueden tomar el bono de fin de año como un adelanto de sueldo. Lo pronunció el ministro de Producción y Trabajo. Si ya firmaron nuevos ajustes salariales para los próximos meses por cláusulas de revisión, los empresarios podrían pagar el bono a cuenta de futuros aumentos, informó.

Sica aclaró que el acuerdo por el bono de $ 5.000 excluye a los empleados estatales y anticipó que evalúan la "obligatoriedad" del pago.

Es a diferencia de lo revelado en las últimas horas que planteaba un extra "voluntario" y agregó la posibilidad de abrir una línea de financiamiento con bancos para ayudar a las empresas que no pueden pagarlo.

Embed

"Tuvimos una muy buena reunión entre la CGT y lo sectores empresariales. El bono sería compensatorio y no remunerativo en dos cuotas, en principio sería para el sector privado, hasta que el público no cierre sus paritarias", subrayó el funcionario en diálogo con radio Continental.

En un principio trascendió que los trabajadores del Estado también recibirían el extra de fin de año, pero se aclaró que UPCN todavía tiene una cláusula de revisión para ejecutar en la paritaria y otro bono para cobrar antes del cierre de 2018.

Sica confirmó que la medida se oficializará por decreto tal como solicitó la CGT, aunque admitió que todavía no está escrito y que las condiciones pueden variar. "Estamos terminando de redactar el texto", sostuvo.