En el marco de la investigación sobre una supuesta trama de corrupción que involucra el cobro de coimas dentro del Ministerio de Planificación durante el kirchnernismo, el juez Claudio Bonadio determinó la detención de empresarios que aparecen vinculados al presidente Mauricio Macri.

El nombre de Juan Carlos Goycochea , presidente de la empresa Isolux, asoma ligado a la compra de parques eólicos por parte del Grupo Macri. Según público el diario Perfil, durante 2016 Sideco (Macri) adquirió, sin pasar por licitaciones públicas y a través de un grupo de empresas, seis parques eólicos en Chubut y Miramar, provincia de Buenos Aires.

Las licitaciones fueron ganadas por la española Isolux a través de una licitación del Ministerio de Energía. La empresa realizó la venta en dos tandas a este grupo de compañías. La periodista Emilia Delfino reveló que el holding de los Macri y sus socios crearon la sociedad que se quedaría con el negocio en marzo de 2016, siete meses antes de que se abriera la convocatoria a la licitación y ochos meses antes de que Isolux ganara el contrato con el Estado, dejando expuesta la contradicción entre las fechas. ¿Hubo una maniobra simulada para que la operatoria quedara finalmente en manos de los Macri?

El juez Bonadio también libró la orden de detención de Carlos Wagner, dueño de la constructora Esuco, una de las empresas top ten de contratistas del Estado hasta 2015, y quien presidió durante años la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco ) y de Francisco Valenti, director de Industrias Pescarmona.

Esta mañana, la Justicia detuvo Javier Sánchez Caballero, ex CEO de IECSA, la empresa que supo ser de SOCMA y del primo de Macri, Ángelo Calcaterra.