La ex presidenta Cristina Kirchner fue llamada a dar declaración indagatoria por el juez Claudio Bonadio para el próximo 13 de agosto. Esto ocurre luego de las casi 20 detenciones que ordenó contra el ex funcionario Roberto Baratta, los empresarios Gerardo Ferreyra y Javier Sánchez Caballero, entre otros.

La orden de Bonadio es que Cristina declare el próximo 13 de agosto. El polémico juez ya decretó la prisión preventiva de la ex presidenta en el marco de la causa iniciada por la denuncia de Nisman por presunto encubrimiento del atentado a la AMIA, algo que impulsó un día antes de que CFK asuma su banca de senadora nacional por la provincia de Buenos Aires.

La avanzada judicial de Bonadio ocurre en medio de la crisis económica por la corrida cambiaria y el ajuste acordado con el FMI, y la baja del gobierno en las encuestas que sembraron dudas sobre la posible reelección de Macri en 2019.

Además, fueron llamados a indagatoria los ex funcionarios Oscar Parrilli, Julio De Vido, Juan Abal Medina y el ex juez Norberto Oyarbide, entre otros.

En el marco de esta causa, el exfuncionario del Ministerio de Planificación Federal Roberto Baratta, así como el empresario Gerardo Ferreyra, de Electroingeniería y Javier Sánchez Caballero, exCEO de la firma IECSA, fueron detenidos en el marco de una causa por presunta corrupción en obras públicas.

En total fueron detenidas once personas en el marco de 34 allanamientos dispuestos por el juez federal Claudio Bonadio, en distintos puntos de la Capital y la provincia de Buenos Aires.

Entre los detenidos figuran Baratta, Ferreyra y Sánchez Caballero, así como el exprsidente de ENARSA Walter Fagyas; Armando Losón, presidente del Grupo Albanesi; y Carlos Mundín, dueño de la firma BTU.

También fue detenido el exfuncionario del Ministerio de Planificación Rafael Llorens, de acuerdo a fuentes policiales.