El juez Claudio Bonadio citó a indagatoria para el martes a Aldo Roggio, uno de los principales contratistas del Estado, por la causa de los cuadernos del chofer.

Roggio aparece nombrado en el cuaderno del año 2008 que presuntamente escribió Oscar Centeno, el remisero de Roberto Baratta.

El chofer supuestamente escribió que el 28 de mayo de aquel año fue a buscar al ex funcionario a Tucumán al 400. Allí estaba Baratta con Rafael Llorens y Fabián García Ramón. "Se habían reunido con Roggio", señalaba la anotación de Centeno.

La defensa de Roggio negocia con el fiscal Carlos Stornelli una declaración del empresario como arrepentido o imputado colaborador, de acuerdo a lo que reveló Infobae.

LEER MÁS: Abal Medina no involucró a CFK en los cuadernos: "Ella no sabía nada"