El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, anunció la extinción del Ministerio de Trabajo. Además, anticipó el cierre de algunas embajadas en países considerados no estratégicos para su futuro Gobierno.

“El ministerio de Trabajo va a ser incorporado a algún ministerio”, afirmó en Brasilia el exmilitar, sin dar más detalles concretos. El Ministerio de Trabajo divulgó una nota en la que destaca sus “88 años de existencia” como “casa materna” de la clase trabajadora brasileña, y afirmó que “el futuro del trabajo y sus múltiples y complejas relaciones requieren un ambiente institucional adecuado”.

Tras almorzar en el Supremo Tribunal de Justicia, Bolsonaro confirmó que prescindirán de Trabajo y que, según sostuvieron medios brasileños, será absorbido por otra cartera en planificación, como Economía o Producción.

Esta decisión se produjo en el marco de un plan que proyecta traspasar diversas ministerios en secretarías para reducir la cantidad de carteras. De las actuales 29 quedarían sólo 16.

LEER MÁS: Se derrumbó el poder adquisitivo durante la gestión de Macri

En esta nota