Desde el inicio de la gestión del presidente Mauricio Macri bajó la cantidad de empresas que cotizan acciones, según un informe estadístico.

De 2015 a este año decreció el número de 101 a 99, con altas y bajas en el camino.

En 2016 ingresaron Havanna y Supervielle, pero finalmente se dieron de baja Editorial Perfil y Grafex, indica el informe.

El punto más alto se produjo en diciembre de 2017 con 101 empresas, 98 de gran envergadura y tres pymes.

Entre los nombres que se barajaban a la fecha, las firmas que comenzaban a cotizar aquel año eran Bolsas y Mercados Argentinos, Loma Negra, Molinos Agro, Cablevisión Holding y Laboratorios Richmond.

Pero también se produjeron bajas y se retiraron de la oferta pública las acciones de las empresas Ángel Estrada y Compañía Hotelera Argentina.

El cimbronazo financiero se sintió en 2018 -señala el informe del diario El Cronista Comercial publicado hoy- cuando la cantidad de cotizantes bajó a 96, en el preámbulo de la aguda crisis económica que ahora se siente con toda su envergadura.

La estadística muestra que a la fecha las empresas cotizantes son dos menos que las que había hacia el final del mandato de Cristina Kirchner, la antecesora de Macri en el poder.

En materia de nombres a 2018, abrió su capital la empresa Distribuidora de Gas del Centro.

Mientras tanto, son seis las empresas que se retiraron de la oferta pública.

Siguiendo con el informe, esas firmas que ya no cotizan son Euromayor, Nortel, Petrolera Pampa, Petrobras Argentina, Central Térmica Güemes y Molino Cañuelas.

En esta nota