Finalmente no se cumplió el pedido de Mauricio Macri sobre la final de la Libertadores que jugarán Boca contra River.

El ex mandatario del Xeneize y fanático hincha había expresado su deseo: que la final no sea entre Boca y el Millonario. "Yo creo que sería mejor que uno de los dos que va a la final sea brasileño, el que le toque", reclamó.

Pero no: ambos brasileños (Gremio y Palmeiras) perdieron contra los clubes argentinos. ¿Cuál fue la excusa del Presidente para ese pedido? "Sabés lo que son tres semanas de no dormir, es mucho, es una locura, ¿sabés la presión que va a ser eso?", contó Macri.

Lo dijo el pasado 23 de octubre al atender una llamada de Radio La Meca, de Malanzán, La Rioja, donde se habló con los periodistas de la Copa Libertadores.

"Nunca estamos nerviosos. Prefiero que gane un brasileño y no tener esa final porque son tres semanas de no dormir", relató.

"El que pierde tarda 20 años en recuperarse, es una final que se juega mucho, se juega demasiado. Cada uno tiene su visión, yo creo que sería mejor es que uno de los dos que va a la final sea brasileño, el que le toque. Así no tenemos que nos quedamos de cama todos los hinchas de Boca y de River durante tres semanas", concluyó.

Embed