El presidente Mauricio Macri sostuvo que el partido entre Boca y River "debe jugarse con visitantes", porque será la única vez que los equipos se enfrentarán en una final de dos partidos de local y visitante en la Copa Libertadores.

"Esta final nunca se va a repetir. Me parece que el año que viene la final se va a hacer en un sólo partido", sostuvo Macri, quien luego intentó fundamentar su decisión: "Recuerdo cuando nos enfrentamos en las semifinales de la Copa. El equipo hace un gol y hay silencio. Eso no es el fútbol: el fútbol es que si hay un gol, hay hinchas que los gritan".

"Acabo de hablar con el jefe de Gobierno porteño, la decisión ya está tomada"

El Presidente además señaló que la decisión ya está tomada y no sólo es un deseo personal. "Hubo una reunión de trabajo esta semana y están acordando en qué pautas, pero va a ser con público visitante. Acabo de hablar con el jefe de Gobierno porteño", sostuvo.

Embed

"Al estrés que tengo como presidente le sumo el estrés por el partido, pero bueno así se dio y hay que disfrutarla al máximo", afirmó.

"Al estrés que tengo como presidente le sumo el estrés por el partido"

Macri además explicó que la resistencia a que haya público visitante expresada por el ministro de Seguridad porteño, Martín Ocampo, es porque consideran que no hay condiciones para que los visitantes puedan acudir a los eventos futbolísticos, debido a que no hay suficientes policías y deberían desatender otras necesidades de seguridad para poder garantizar la llegada de visitantes.

"Pero este es un evento excepcional y debe vivirse de esa manera", sostuvo Macri en una entrevista con Paulo Vilouta en Radio La Red.