Tras una reunión en la AFA, los presidentes de Boca y River llegaron a un acuerdo para que las dos finales de la Copa Libertadores se disputen los sábados 10 y 24 de noviembre a las 17 horas, una hora después de lo pautado originalmente.

Asimismo, quedó confirmado que no habrá hinchas visitantes en ninguno de los dos encuentros, a pesar del fallido anuncio del presidente de la Nación, Mauricio Macri, para que se haga una excepción en estos dos enfrentamientos.

La Conmebol había establecido que las finales de la Copa Libertadores cambiaran sus días estipulados originalmente, el 7 y el 28 de noviembre. Sin embargo, la cercanía con la cumbre del G20 en Buenos Aires provocó que la entidad madre del fútbol sudamericano los moviera para el 10 y el 24 de este mes.

Para el primer partido, a disputarse en La Bombonera, el DT Millonario Marcelo Gallardo no podrá estar, por la suspensión que le aplicó la Conmebol. El "Muñeco" sí podrá ir al estadio Monumental pero deberá verlo desde la platea.