El ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad, Martín Ocampo, accedió al reclamo del presidente Mauricio Macri y confirmó que las superfinales de Boca y River por la Copa Libertadores tendrán hinchas visitantes.

La disputa del Superclásico disparó una inesperada interna dentro de Cambiemos, con la Nación pugnando por tener hinchas visitantes y la Ciudad saliendo a desmentirlo públicamente.

En declaraciones al canal A24, Ocampo remarcó que su cambio de postura se debió a que "cambió la disposición de fuerzas" para los operativos de seguridad de ambos encuentros, pautados para los sábados 10 y 24 de noviembre a las 16 horas. E informó que el Gobierno nacional ofreció poner policías federales para adicionar al operativo que deberá llevar a cabo la Policía de la Ciudad.

LEE MÁS "La Ciudad cruzó a Macri y desmiente que las finales se puedan jugar con visitantes"

"Sí, está en condiciones de jugarse con visitantes", afirmó el ministro.

Todo comenzó con un tuit del presidente Mauricio Macri anunciando el pedido a Patricia Bullrich para que habilite a los visitantes en ambos partidos, algo que no ocurre por torneos internacionales desde la Copa del 2000.

Embed

Inmediatamente, el ministro porteño salió a retrucarle al presidente y dijo que eso "no es factible", lo cual desnudó el cruce de declaraciones entre funcionarios del mismo partido político.

Pero minutos después, en una entrevista con La Red, Macri reiteró su pedido y anunció que el mismo estaba confirmado, por lo cual los hinchas de River podrán asistir a La Bombonera y los de Boca, al Monumental.