El ex mediocampista de Boca Leandro Paredes fue acusado por los fanáticos de su actual equipo, el Zenit de Rusia, de ser expulsado adrede para poder estar en La Bombonera el próximo sábado en la Superfinal ante River.

El volante de la Selección argentina recibió dos amarillas ante el Akhmat Grozny y se llevó una suspensión de una fecha en la Premier League rusa. La situación no cayó nada bien entre los seguidores del Zenit, que por redes sociales acusaron al futbolista de hacerse expulsar para viajar a la Argentina.

Embed

Tras la polémica surgida en Rusia, Paredes habló con TyC Sportsy desmintió la insólita teoría: "Acá no pasó nada, se inventó todo en Argentina. La gente no habla de esas cosas, no piensa mal"

"La gente sabe que jamás haría eso, respeto mucho a mi trabajo, al club y mis compañeros", resaltó.

Al tiempo que aclaró: "El director deportivo me dijo que viaje antes, que no había ningún problema. Le comenté que se estaban diciendo estas cosas en Argentina y me dijo que me quede tranquilo porque confiaban mucho en mí".