El presidente de Boca, Daniel Angelici, lanzó un suspicaz mensaje sobre los aprietes de la barrabrava a quienes lo insultan en la Bombonera y aseguró que "los muchachos no quieren que la gente insulte a nadie".

"Sé cómo funciona el club, sé que los muchachos, que denominan de la barra, no quieren que la gente insulte a nadie. Ellos quieren que la gente venga a alentar", sostuvo.

Y agregó: "Pero a mí no me hacen ningún favor y por eso he reforzado los ingresos a las plateas: no puede entrar más nadie que no sea plateísta. Ellos a veces tienen el pase para colgar las banderas, pero lo estamos restringiendo".

Asimismo, señaló que no sabe "si fue una iniciativa de ellos o si los mandaron" y aseguró que a él no lo "beneficia". "Al contrario, me terminó perjudicando. Aparte estamos en un año electoral, hay suspicacias. El club es de los socios y si ellos sienten que me tienen que insultar, lo harán", concluyó.

En esta nota