La fuerte confesión de Florencia de la Ve sobre la historia de su mamá que murió por un aborto clandestino reactivó el debate en por el proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo. Al respecto, el conductor de Bendita, Beto Casella, salió al cruce para desautorizar la palabra de la comediante y ella no se calló nada.

"Las experiencias personales, por dramáticas que sean y que nos solidaricemos con ella, no sirven para el debate. En esto hay que debatir ideas”, disparó Casella y aprovechó para contar la historia de su mamá que quedó embarazada a los 16 y decidió seguir con el embarazo.

Embed

En esa línea, relató: “Mi mamá quedó embarazada a los 16. Y al revés de lo que mucha gente le sugería en Calabria en aquella época, cuando te lo sacaban a las trompadas, porque en Cosenza lo sacaban a las trompadas. Mi vieja, solita contra el mundo porque el muchacho se rajó, tuvo a mi hermano mayor”.

Tras escuchar el descargo de Beto Casellla, la conductora reforzó su historia y brindó detalles de la dura vida que vivió su madre por no tener las herramientas para decidir. Como invitada en Los Ángeles de la Mañana, miró a la cámara y replicó: "Te quiero decir Beto que mi mamá es parte de esta estadística".

Embed

Y continuó: “No todas las mujeres tienen la posibilidad que tuvo tu mamá. Ojalá mi madre hubiera tenido la posibilidad de revelarse ante las personas que la obligaron a hacer algo que ella no quería, y que terminó haciendo”.

Tras recuperar el aliento, enfatizó: “Mi mamá se llamaba Sabina Báez y terminó en un lugar espantoso donde seguramente sufrió. ¿Saben lo que es para mí? No hay un día en que no piense en mi madre, porque todos los que la conocieron dicen que mi hermano y yo éramos lo más importante que ella tenía en la vida. Imagínense que se desangró, dejando las dos cosas que ella más quería, a merced de esta vida tan cruel que tenemos”.

“Esta es mi lucha, es una lucha personal. Yo no voy a permitir que haya más Sabinas Báez en la Argentina. Por eso, yo le exijo a todos los legisladores y personas que abran sus mentes y que puedan ver un poco más allá, que piensen en el prójimo, que tengan bondad, comprensión. Necesitamos en la Argentina educación sexual integral para que una mujer pueda decidir; métodos anticonceptivos para no abortar; y aborto legal, seguro y gratuito para no morir”, sentenció Flor de la Ve.

En esta nota