Beatriz Sarlo criticó el consenso propuesto por de Mauricio Macrial asegurar que "cuatro meses antes de una elección no es momento de pactos", y aseguró que el gobierno de Cambiemos es "hipócrita".

"Tuvieron que pasar 3 años y medio para pensar que debía eventualmente convocar a los partidos para que lo conocieran de manera orgánica, para hacer una discusión general", señaló la ensayista, en una entrevista con el periodista Santo Biasatti para el programa Otro tema, emitido por Crónica TV.

En cuanto gobierno, la ensayista lo calificó como "muy malo", y que "eso hace que todo haya tardado casi su entero período. Ya no tiene valor la convocatoria. No tener repentismo es no saber para dónde va el juego".

Embed

"Las elecciones van a traer un ganador o ganadora y después naturalmente los grandes políticos tendrán que sentar a los partidos de oposición, sindicalismo y empresarios a una mesa", sostuvo.

Sarlo recordó que en la historia argentina "hay dos políticos que desarrollaron políticas de consenso que fueron (Raúl) Alfonsín y (Eduardo) Duhalde. Duhalde es un hombre que hablaba permanentemente con Alfonsín y Alfonsín fue alguien que a mediados de los '80, temiendo un conflicto fatal con (Carlos) Menem, hizo el Pacto de Olivos".

"No eran 500 personas sentadas en una mesa, mirándose a los ojos y cantando una que saben todos, porque eso no existe. La foto de Olivos son dos políticos representativos que caminan solos por el parque. Los pactos no son asambleas estudiantiles", añadió. "La Argentina no tiene tradición de respeto de pactos en un largo plazo", completó.

También tuvo apreciaciones para la expresidenta Cristina Kirchner: "La forma en que ella reconstruyó su imagen es extraordinaria. Puede estar en su proyecto volver a competir por la presidencia", aunque al mismo tiempo analizó la "hipótesis loca" de "competir en la provincia de Buenos Aires y destartalar el tablero".

Ante esto, concluyó: "Si alguien muy mal intencionado quiere arruinar la reelección de Mauricio Macri, va de candidata en provincia de Buenos Aires. Discurso no le falta".