Una verdadera batalla campal se dio entre los hinchas y los jugadores del club Independiente de Neuquén luego de la derrota por 3 a 0 frente a Cipolletti, por el Torneo Federal A

La dura derrota habría provocado la furia de los hinchas que habrían insultado a los jugadores y tirado piedras hacia la platea, donde se ubicaban los familiares de los futbolistas, según consigno el porta La Mañana de Neuquén.

Esa situación llevó a los jugadores a enfrentarse con los fanáticos. Según el medio neuquino, el jugador Manolo Berra le pegó una piña a un simpatizante que lo insultaba, mientras que Federico Cataldi también le lanzó una pata a otro hincha. La Policía debió intervenir para terminar con la gresca.

Embed