El presidente Mauricio Macri, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrichy la diputada de Cambiemos Elisa Carrió fueron denunciados por realizar escuchas ilegales a presospara defender al fiscal Stornelli. Ante la denuncia que difundió El Destape, Roberto Baratta, ex funcionario kirchnerista y uno de los presos la causa de las fotocopias de los Cuadernos que fue escuchado ilegalmente, salió con los tapones de punta a criticarlos.

Desde la cárcel, Baratta habló con Radio Nacional y aseguró: "Esas transcripciones de escuchas son ilegales, violaron mi intimidad y la de todos los presos que estamos acá en Ezeiza, no tenían orden de escucharme a mí".

Asimismo, agregó: "Uno se siente violado en su intimidad, es totalmente ilegal. Lo que se deberían preguntarse (Elisa) Carrió, (Patricia) Bullrich y (Germán) Garavano es como esas transcripciones llegaron a un anónimo (…) Y de donde Carrió tenía las cosas".

Por último, aseguró: "Cuando tenga las transcripciones me voy a referir a cuándo y con quiénes violaron mi intimidad". Y explicó que "se sentiría más protegido en su derecho si fuera otro fiscal, pero es Stornelli, es el que toca y estoy dispuesto a dar explicaciones ante la justicia".

En la denuncia que hizo Carrió, la diputada utilizó las conversaciones para acusar que "presos k montaron una operación" contra el fiscal Stornelli. “La estructura del poder ejecutivo sigue una estructura piramidal. La escucha que puede hacer el Servicio Penitenciario responde a la ministro Bullrich y al Presidente que tienen responsabilidad por acción u omisión”, explicó a El Destape Humerto Prospero, el abogado que presentó la denuncia ante el Juzgado Federal Crimal y Correccional N 2 tras la acusación que hicieron desde la Coalición Cívica.