Una joven de 20 años denunció a un adolescente de 15 de haberla violado en el local en el que ella era empleada, y que pertenece al tío del propio chico. El acusado fue detenido, pero luego liberado por su edad. Incluso, al otro día del hecho, colocaron un cartel en la vidriera del negocio en el que pedían una empleada full time para reemplazar a la denunciante.

El bazar, llamado "Onda World", está ubicado en Banfield en pleno centro comercial, en la calle Maipú al 400. Según contó Carolina, la agresión se dio el viernes 28 de diciembre alrededor de las 14, cuando estaban cerrando el comercio para almorzar. Fue entonces que, al encontrarse solos y según la versión de Carolina, el adolescente de origen chino la "redujo" y se la llevó a un cuarto, donde la violó.

violador chino banfield

"En días anteriores le había contado cómo reducir a una persona sin dejar marcas en su cuello, porque practica artes marciales. Fue un comentario que pasó desapercibido, ella recién lo trajo a colación después de esta situación", relató Carolina en declaraciones a TN, quien agregó que era su primera experiencia laboral.

De acuerdo a lo que sostuvo la hermana de la víctima, el agresor "le generó lesiones irreversibles", y el médico legista "dijo que está acreditado el abuso sexual y la violencia que eso genera". El cuadro, de hecho, se ve agravado ya que "ella nunca había tenido una relación sexual".

Embed

Luego del ataque, la joven de 20 años pudo escaparse. Luego, acompañada de su familia, hizo la denuncia en la comisaría segunda de Banfield. Además, se hizo atender en la Sala de Primeros Auxilios Doctor Ricci, que se encuentra a metros del local, y luego fue trasladada al Hospital Gandulfo por los hematomas y heridas internas que le provocó el abuso.

Si bien el fiscal Mariano Bonilla, de la UFI 6 de Responsabilidad Penal Juvenil de Lomas de Zamora, ordenó la detención del adolescente, fue entregado a sus padres horas más tarde por ser inimputable, por su edad. La fiscal Miriam Pesce, en tanto, dispuso varias pericias en una causa caratulada como "abuso sexual", de acuerdo a Diario Conurbano.

La indignación de los vecinos, vecinas y comerciantes de la zona se exacerbó cuando vieron que, al otro día de la agresión, el local seguía abierto e, incluso, habían colocado un cartel con el mensaje "Buscamos empleado/a full time". El negocio fue clausurado por el municipio de Lomas de Zamora recién en la mañana del miércoles, cinco días después del ataque, luego de un escrache organizado contra los dueños.

violador chino banfield