Debido a que es una de las opciones financieras más sencillas y que mayor rentabilidad genera, los plazos fijos a crecieron 43% en mayo. El tipo de cambio aumentó 5,5% desde que comenzó el año, por lo que su atractivo cae en simultáneo.

El alza de las tasas de letras del Banco Central para esterilizar pesos del mercado elevó el interés de los depósitos que las entidades bancarias les ofrecen a los ahorristas. En paralelo, la mejora en las reservas internacionales del BCRA desarma las expectativas de devaluación. Esto contribuye a las estabilidades del dólar oficial y de la brecha con el blue incrementan el posicionamiento de las herramientas en pesos.

La "pesificación" de parte de los ahorros toma lugar en el alza de los depósitos, pero a corto plazo. En mayo los plazos fijos crecieron 35,5% respecto al período igual del año previo, cuando en 2014 lo hicieron al 27,5% anual.

La confianza en lo inmediato se niebla a medida que aumenta el plazo, por el desconcierto sobre lo que sucederá con la moneda extranjera en el, aún no definido, próximo gobierno.

Desde diciembre, el stock de los plazos fijos aumentó 26,5%, "lo que significó una importante aceleración de la tasa de expansión en términos interanuales, en dirección contraria a lo ocurrido con la inflación", apuntó Ecolatina. Una tasa que ronda el 25% atrae cuando la suba de precios se desacelera en torno a esa cifra y el dólar deja de ser rentable, al menos en lo inmediato.

En mayo los plazos fijos crecieron 35,5% respecto al período igual del año previo, cuando en 2014 lo hicieron al 27,5% anual.

Esta concentración en los bancos es, no obstante, cortoplacista. El 80% de la expansión de las colocaciones de 2015 respondió a los menores a 90 días, que en mayo crecieron 43% interanualmente. Al mismo tiempo, los depósitos mayores a 365 días se contrajo en lo que va del año un 2%.

LEÉ MÁS. ¿Qué conviene hacer con los ahorros?

La confianza en lo inmediato se niebla a medida que aumenta el plazo, por el desconcierto sobre lo que sucederá con la moneda extranjera en el, aún no definido, próximo gobierno. "Los agentes reconocen la estabilidad cambiaria alcanzada en los últimos meses pero descreen de la posibilidad de mantener este escenario en el mediano plazo", apuntó la consultora en su último informe.