Luego de la Justicia dictara una probation para Baby Etchecopar por sus agresiones contra mujeres dirigentes de movimientos populares y gremiales, el conductor ironizó al respecto y advirtió: “El pellejo siempre lo ponemos Lanata, Feinmann y yo”.

“Hay vericuetos que ustedes no saben. Podría haber ido a un juicio largo, tedioso y haberlo ganado pero también tengo que cambiar la cabeza. Hay momento en la vida que tenemos que ser francos y poner la cara, aunque me gustaría que todos los que hablan al pedo y se equivocan, pongan la cara, también. No siempre somos infalibles, no siempre lo que hacemos medios tenemos la razón, nunca la tenemos, sólo tenemos el micrófono”, comenzó su editorial el conductor en su programa por Radio 10.

Embed

Y arremetió: “Nunca me la creí, estoy convencido de lo que quiero a mi país, capaz no son las formas pero lo que dije tengo razón. Soy una bestia hablando pero a veces hay que usar la bestialidad para no usar las armas. A veces grito y puteo y creo que me van a escuchar más, pero me equivoqué”.

No obstante, la especie de autocrítica que realizó fue solo una ironía al fallo que lo obliga a prestar su aire radial a que se concientice sobre la violencia de género que él ejerció sobre las dirigentes de movimientos populares.

“Me vine muy bien que venga una persona a hablar en defensa de la mujer, me viene muy bien, que todos cambiemos, todos tendrían que cambiar la cabeza. A lo mejor es el momento de los tibios, de los acallados, que si te levantan el dedito y si levantas la voz te hacen callar porque te mandan a la justicia, es el excelente momento donde se termina la libertad de prensa y de expresión”, advirtió Etchecopar.

Y sentenció: “Nunca más me digan que si lo sé, me la juegue porque cuando me la juego, el que va a tribunales soy yo. El pellejo lo ponemos, Lanata, Feinmann y yo”.

En esta nota