Por Nicolás Furfaro
Redacción El Destape
@efenicolas

En su visita a la Argentina, el economista Thomas Piketty cuestionó la falta de acceso a datos estadísticos del país, cuestión que provocó que la Nación no estuviera tan presente en su libro como le hubiera gustado. "Se necesita más transparencia y el gobierno es consciente de eso. El ministro Axel Kicillof me dijo que va a hacer lo posible para mejorar la provisión de información fiscal, de inflación e impositiva", subrayó durante una charla con periodistas en un pequeño salón del Hotel Sheraton de Retiro.

Ante la consulta de El Destape sobre el debate en torno a las formas de medir la pobreza que se generó luego de que el INDEC discontinuara su índice, opinó que "es útil incluir diferentes dimensiones para tener un panorama más amplio, pero cualquier tipo de análisis sobre la cuestión tiene que ser acompañado siempre por una medición por ingresos". En esta línea, agregó que un gobierno que quiere mostrar un perfil progresista "no debería temerle a los datos estadísticos".

El francés, autor del best-seller El Capital en el siglo XXI, comenzó su agenda con un almuerzo en la sede del Banco Central junto al titular de la entidad, Alejandro Vanoli, el ministro de Economía, Axel Kicillof, y el embajador de Francia en Argentina, Jean-Michel Casa. Aunque desde el gobierno plantearon que el economista "no omitió opiniones sobre Argentina", Piketty sostuvo que el encuentro le sirvió para conocer el punto de vista oficial en materia de estadísticas e inflación, temas que en su opinión complican "la preocupación por la desigualdad".

A la par de sus pedidos de reforma tributaria, se refirió a la influencia del fenómeno inflacionario sobre el aumento de la cantidad de personas gravadas por impuestos que pueden tener un principio teórico progresivo pero terminan con una aplicación regresiva.

"No se pueden dejar quietas las alícuotas y mínimos y que la inflación decida quién paga. Si la intención es sumar más gente a la base impositiva hay que explicarlo", señaló Piketty, y sostuvo que "es una estrategia que usaron muchos países en la historia, pero no por eso es un camino recomendable" De esta forma deslizó una crítica a falta de actualización en el Impuesto a las Ganancias.

El economista también pidió sanciones fuertes para los evasores, ya que "no se les puede pedir de forma amable que dejen de evadir", y aseguró que "no es imposible combatirlos". Para ejemplificar, se refirió a la antigua idea de que el secreto bancario en Suiza iba a sobrevivir para siempre, teoría que empezó a caerse en los últimos tiempos. "Es necesario una máxima cooperación internacional", subrayó.

"No creo que Argentina vuelva a tener una gran deuda con el extranjero, espero que si el gobierno sale al mercado lo haga con moderación", planteó ante la hipotética búsqueda de que el país vuelva a realizar una colocación en los mercado internacionales. "Es importante aprovechar el ahorro interno para el desarrollo, ya que el otro camino puede generar inestabilidad y abre un escenario difícil de regular", sostuvo.