El diputado y ex ministro de Economía Axel Kicillof apuntó contra el Gobierno por la crisis económica y recordó su cruce con el jefe de Gabinete, Marcos Peña en la Cámara de Diputados.

Kicillof consideró que las respuestas evasivas que Peña le dio el pasado 18 de marzo en el Congreso fueron parte de la "cantinela duranbarbista que repetían, le Presidente, la gobernadora María Eugenia Vidal y todos sus funcionarios durante aquellos meses", y aseguró que "la realidad fue muy distinta"

"A Mauricio Macri le queda ahora solo un tercio de su mandato y los últimos datos económicos que se dieron a conocer fueron espantosos: la inflación de junio alcanzó 3,7%, el nivel más alto en dos años; la economía se derrumbó 5,8% en mayo, la peor caída desde que asumió; y, también en mayo, se perdieron 27 mil empleos registrados", disparó el ex ministro de Cristina Kirchner en una columna de opinión publicada en Infobae.

Al tiempo que resaltó que la mayoría de los economistas, "incluso los que hasta hace poco eran decididamente oficialistas" acuerdan en que "si bien la situación externa no ayuda, de ninguna manera explica la profundidad de la crisis".

"La causa última de la situación actual debe buscarse en el plan económico de Macri. En pocas palabras, se trata de un programa neoliberal completamente estándar, anticuado en sus fundamentos y llamativamente anacrónico en la actual coyuntura mundial", aseveró.

Y alertó: "La política económica de Macri es de la misma familia de las que se aplicaron desde 1976 y en la década de los noventa. Con este programa, la producción nacional tiende a desaparecer.

"En su retórica, el Gobierno apuesta al crecimiento de las exportaciones y a las inversiones productivas extranjeras. Pero la exportación no creció, la inversión no llegó (en parte porque el mercado interno se contrajo) y, en la práctica, lo único que el Gobierno logró fue apagar el motor de la demanda interna", cuestionó.

El diputado remarcó que el plan de Macri "es un mal plan y, para peor, está mal aplicado" y dio como prueba "mas contundente de la impericia" la corrida cambiaria que sufrió el país en los últimos meses.

"Tanta impericia, tanta torpeza solo se explican porque dentro del Gobierno pujan intereses contrapuestos, lo que se refleja en las indisimulables internas y contradicciones", afirmó.

En ese contexto, "todos los socios del Gobierno se borraron: las cerealeras no aceptan un aumento de las retenciones, las energéticas exigen las tarifas prometidas, Vidal y Larreta reclaman los recursos previstos para pelear las elecciones" y, entonces, Macri ajustará "las jubilaciones, las asignaciones, los salarios, las "otras" provincias y proseguir con los tarifazos".

El economista estimó que el Gobierno "defraudó y estafó a todos". Incluso los sectores que lo apoyaron hoy "viven peor, con miedo de no llegar a fin de mes, perder el empleo o cerrar la empresa", mientras "hay unos pocos sectores que se están beneficiando y mucho: la especulación financiera, las empresas energéticas, los grandes exportadores agropecuarios. La "torta" no se achicó, sino que se está repartiendo de otra manera"