Por la fuerte crisis cambiaria y de recesión económica, el Cónsul de Bolivia en Jujuy, Nelson Guarachi Mamani, señaló que muchos migrantes bolivianos decidieron retornar a su país de origen y advirtió que se paralizó la llegada de ciudadanos bolivianos a Argentina.

"Tenemos mucha gente que ha inmigrado muchos años atrás, generaciones que tienen una estabilidad laboral y social. Pero por la situación que está complicada en Argentina mucha gente que se vino hace un par

de años está decidiendo volver a su país de origen", confirmó el diplomático al portal El Tribuno.

Embed

Por otro lado, no hay referencia de nuevos migrantes hacia Argentina, los cuales solían llegar para insertarse en áreas tales como agricultura, industria textil y el comercio.

"Al ver la documentación se puede ver que el movimiento de 'migrantes golondrinas', que venían en épocas de cosecha y luego volvían, bajaron por el (tipo de) cambio", explicó y ejemplificó que “Si te pagan $500 pesos ya no llegan ni a 100 bolivianos, por lo cual no les conviene venir".

Además, advirtió que la crisis también impactó en el comercio binacional: "Antes había un importante movimiento económico de ambos lados; ahora el movimiento bajó muchísimo, casi a un 20 por ciento".

A diferencia de Argentina, en Bolivia la situación económica es estable y el gobierno de Evo Morales Ayma pudo sortear las complicaciones del mercado externo y por decisión política se decretó pagar doble aguinaldo a los trabajadores debido a que la economía creció 4,5%. Bolivia, gobernada por Evo desde 2004, es uno de los países latinoamericanos con la inflación más baja, con solo un 2,44% en los últimos 12 meses y un 0,63% acumulada entre enero y julio de este año.