El bolsillo de los argentinos no tiene respiro. Ahora, la petrolera estatal YPF hizo efectivo un aumento del 9,5% de los combustibles a partir de este mismo martes, con lo cual el combustible premium ya se vende a 40 pesos en la Capital Federal. Esto ocurre a solo unos días de que su principal competidora, Shell, hiciera lo mismo pero en un 12%.

La suba del combustible tiene un impacto directo en la inflación, ya sea por los mayores costos para el automovilista particular como para el transporte de mercaderías y los costos del transporte. El Gobierno había autorizado una segunda tanda de aumentos en el colectivo, que llevará el boleto mínimo a 13 pesos en octubre.

Embed

Con una inflación que superará el 4% en agosto, la suba del dólar a casi 40 pesos se hizo sentir en el precio de la nafta. Al incremento del 9,5% en la Capital se suma un 8% en el Interior. De esta manera, la nafta super se venderá a $33,23 en la Ciudad, mientras que la premium está a partir de ahora 39,98 pesos. El gasoil, por su parte, cotiza a $28,89.

De esta forma, llenar el tanque de un auto estándar, de 52 litros, se podrá llenar con 1.727 pesos con el combustible más barato y $2.078 con el premium.

Este aumento se suma al de Shell, que incrementó sus combustibles hasta un 12% el último fin de semana.

En esta nota