El Centro de Economía Popular (CEPA) confeccionó un informe que arroja números alarmante: en medio de la crisis, aumentaron los despidos y suspensiones en los primeros ocho meses de 2018.

En el mes de Agosto, los despidos y suspensiones ascienden a 6.233 casos, casi duplicando los del mismo mes del año anterior, que sumaron 3.191 casos. La mayoría de las cesantías fueron motorizados por el sector industrial y los despidos de la administración pública, que representan el 91% de los casos.

En relación a la evolución de los despidos en los primeros ocho meses del año, la cantidad total asciende a 39.027 casos, correspondiendo 15.300 casos a empleo público y 23.727 a empleo privado. Esto se traduce en un promedio de 4.878 despidos y suspensiones mensuales durante los primeros ocho meses de 2018.

En comparación al mismo período de 2017, los despidos y suspensiones superan en 10.408 casos a los del año anterior. Esto representa un incremento de 36% en 2018 respecto de 2017.

Embed

En alusión a los sectores, los despidos y suspensiones de la construcción alcanzan los 392 casos, los correspondientes a las empresas de capital estatal alcanzan los 5.174, los despidos en el sector público dentro de la órbita del poder ejecutivo suman 10.126, la industria despidió y suspendió 17.972 trabajadores, el sector primario hizo lo propio en 366 casos y finalmente los servicios expulsaron a 5.067 trabajadores.

Del estudio se desprende que los despidos y suspensiones de la industria suman el 46% del total de casos. Le sigue el sector público, que entre los correspondientes al poder ejecutivo y a las empresas del sector público, representan el 39% de los casos.

Por último, el informe establece que 27.931 casos corresponden a despidos, 4.907 a despidos cierre de empresas o plantas, 720 a retiros voluntarios, 60 a renuncias con indemnización, 4.679 a suspensiones junto con 800 casos de adelanto de vacaciones.

En esta nota