Luego del grandilocuente anuncio del Gobierno sobre el aumento de la Asignación Universal por Hijo (AUH), surgieron dudas acerca del verdadero impacto en los sectores populares. La inflación acumulada del año pasado más las proyecciones para 2019 probablemente destruyan el poder adquisitivo de los beneficiarios.

Embed

Según indicó la ANSES, la suba del 46% “se realizará durante el mes de marzo y alcanzará los $2652 por hijo”. Es decir, el incremento regirá a partir de este mes de forma única y para el resto del año.

LEER MÁS: Tarifazo al gas: el engaño detrás del "descuento" que el Gobierno hará en invierno

De acuerdo al INDEC, el precio de la Canasta Básica Alimentaria (CBA), que mide la indigencia, aumentó un 53,5% durante 2018 y la Canasta Básica Total (CBT), indicador que determina la pobreza, se disparó un 52,9% en el mismo período. Por ende, a simple vista, el aumento de la AUH luce insuficiente para afrontar el inmenso incremento de precios.

En conversación con El Destape, el director de la consultora Economía Política y Comunicación Argentina, Martin Kalos, alertó sobre esta situación al sostener que la suba “podría empatarle a la inflación, pero hasta puede perder en el caso de que al Gobierno se les escape alguna variable, como el tipo de cambio”.

“Estos sectores ya perdieron en 2018. La inflación promedio va a estar arriba en comparación a la del año pasado y esto complicará que la ley de movilidad pueda recomponer el poder adquisitivo”, anticipó Kalos.