Natalia Oreiro reveló la rara enfermedad neurológica que sufre: “No tiene cura”

Natalia Oreiro habló sobre la enfermedad neurológica que sufre desde chica: no tiene cura y muy pocas personas la padecen.

27 de mayo, 2022 | 13.03

Natalia Oreiro contó por primera vez que padece un extraño trastorno neurológico. A pesar de que lo sufre desde chica, es tan difícil de diagnosticar que recién en su adultez encontró una explicación para los síntomas que la aquejan a diario. 

Se trata de un trastorno neurológico que afecta a un bajo porcentaje de población mundial y que no tiene cura. Esta enfermedad tampoco tiene explicación, y aunque algunos especialistas creen que podría explicarse por una causa psicológica, otros expertos lo niegan y consideran que es un misterio.

“Tengo un tema que con ciertos ruidos que generan las personas y me causan ansiedad. Desde chica me hace sentir muy vulnerable. No tiene cura, es neurológica, de las llamadas ‘enfermedades raras’”, contó Oreiro durante una entrevista con la revista Hola

Esta afección, conocida como misofonía, es una sensibildiad al ruido tan alta que las personas que la padecen pueden sentir ansiedad, ira extrema e incluso miedo al escuchar ciertos ruidos, como goteos de canillas, mastiacaciones de comidas o cualquier otro ruido repetitivo. “Cuando las personas descargan ansiedad con algún movimiento a repetición, las personas con misofonía absorbemos esa ansiedad”, sumó la actriz.

En otra entrevista anterior con Santiago del Moro, Oreiro había contado que cuando era chica le costaba concentrarse en clase debido a la misofonía y que incluso al día de hoy hay situaciones que no tolera. “El chicle para mí es el punto máximo, la lapicera también. Hay un grupo en Argentina que tiene esta patología. Yo por ejemplo, me subo a un auto y si el señor que maneja está con un chicle me pongo directamente auriculares”, relató.

Misofonía: síntomas, causa y tratamiento

La misofonía, también conocida como Síndrome de Sensibilidad Selectiva al Sonido (SSS), es a menudo muy confundida con la hiperacusia, que consiste en escuchar los sonidos de forma extremadamente alta, produciendo dolor físico en el paciente. Sin embargo, son dos cosas diferentes: la misofonía tiene que ver con una sensibilidad a ciertos patrones de sonido.

La mayor parte de las personas con misofonía encuentra irritantes los sonidos repetitivos de la cotidianeidad, como escuchar a las personas masticar comida, chicle, a alguien golpeando la lapicera contra la mesa o haciendo ruidos constantes con cualquier objeto. Como consecuencia, estas personas pueden reaccionar de manera violenta e impulsiva y tener un ataque de ira, ansiedad o irse corriendo sin explicación lógica posible.

Aunque no se sabe con exactitud cuál es su causa, se cree que tiene que ver con una disfunción en el sistema nervioso central y no en los oídos. En casos muy avanzados, como consecuencia la misofonía puede afectar en la vida social de los pacientes e interferir con sus actividades cotidianas. No existe un tratamiento en específico, por lo que los médicos suelen recomendar distintas terapias para sobrellevar esta afección

LA FERIA DE EL DESTAPE ►