Gastón Pauls y su lucha contra las adicciones: "Probé la cocaína y fui Superman durante 3 minutos"

En diálogo con El Destape, Gastón Pauls habló del impacto que generó en su vida Seres libres, su programa de entrevistas a artistas que atravesaron duros procesos de adicciones.

24 de junio, 2022 | 15.29

Seres libres es el programa conducido por el actor y conductor Gastón Pauls, producido por Wolf Producciones. Al igual que la temporada anterior, el ciclo de entrevistas presenta a artistas, políticos y figuras de los medios que, por medio de una charla con Pauls, se abren y profundizan en sus historias de adicciones y cómo hicieron para animarse a pedir ayuda. En diálogo con El Destape, el reconocido artista habló sobre el impacto que generó el programa, los debates actuales en torno a la Ley de Salud Mental y su historia de consumo y recuperación.

- Gracias a Seres libres más de 30.000 personas en situación de adicción pidieron ayuda, ¿qué te sucede como comunicador al saber que una palabra tuya puede ayudar a otro?

Días atrás estuve dando cuatro charlas en Santa Fe y en total habrán asistido unas 4000 personas. Todo eso me demandó un día, y hay que suman que a mí me interesa que sea en formato presencial porque puedo ver a quienes vienen. Cuando creés que todo eso es impresionante -y yo no lo cambio por nada del mundo porque lo siento hermoso- aparece la televisión y te enterás que un 1 punto de rating son 100.000 personas que te siguen. Y en Youtube ese número de visualizaciones crece hasta alcanzar los millones. Es muy loco el funcionamiento de los medios, cómo una hora de un viernes puede cambiarle, transformar la vida de alguien. Me parece muy reconfortante.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

- Es curioso porque tu programa no se alinea a las reglas del rating.

Yo no respeto esas reglas. Estoy continuamente sacándome la cucaracha porque no me interesa mucho lo que un productor tenga para decirme, si el programa va bien o mal. No quiero entrar en esa locura cuando estoy en vivo.

Cuando arrancamos este proyecto yo dije ‘si esto le sirve a uno, ya está’. Después, ver que el programa tiene millones de visualizaciones me cambió la cabeza. De verdad mi objetivo inicial era salvarle la vida a uno, así como me la salvaron a mí. Este programa no es una comedia de ficción, es vida o muerte. Te metés una sustancia adulterada en el cuerpo y no la contás más. En un segundo. La necesidad de llegar es muy grande y cuando veo la respuesta tan buena hacia el programa me conmueve.

- Hace poco se reabrió la discusión por la Ley de Salud Mental, ¿cuál es tu opinión sobre las modificaciones de la Ley que se plantearon en los debates?

Es un tema muy difícil de tratar y lo que espero es que el debate de las modificaciones de la Ley de Salud Mental esté a la altura de la seriedad que merece el tema. Y espero, también, que sea un tema de discusión entre los políticos. Sobre esto me gustaría hacer un comentario: a Seres Libres invité 80 dirigentes de todos los frentes posibles, desde la derecha hasta la izquierda comunista y el capitalismo libertario, gente de primer nivel, y solo respondieron 8. Yo quiero hablar de un problema serio más allá de las ideologías, ya que de adicciones se mueren tanto kirchneristas como macristas.

- ¿Conocés a Chano Charpentier?

Sí. Lo conozco a él y a Marina (Charpentier). Lo único que puedo decir, por respeto a su familia, es que es complejo salir, pero más difícil es vivir consumiendo. Yo no cambio el peor de los días limpio, por el mejor de los días puesto.

- ¿Te pareció correcto el tratamiento mediático que se le dio al caso?

Hay gente muy comprometida con el tema y están los buscadores de sangre, morbo y rating, que también es una forma de consumo. Hay medios que mientras reproducen información que no entienden, no se dan cuenta de que hablar de adicciones es cosa seria. Básicamente, porque algunos comunicadores ignoran la cercanía de un tema que puede perjudicar a cualquier persona, sin importar el estatus.

- Es irónico, dado que la televisión está llena de ofrecimientos

No voy a dar el nombre, pero había un programa donde hacían una parodia de mí –del Gastón adicto- y el comunicador, que había tomado merca conmigo en el baño de un bar, se reía de mi enfermedad. Es difícil que esa hipocresía pura salga alguna vez de los medios, porque la raíz está podrida.

La historia de consumo y recuperación de Gastón Pauls

- ¿Uno puede darse cuenta cuándo el consumo lo atrapa?

Por un lado, están las personas que prueban una vez, o de vez en cuando, y con eso les alcanza, no generándoles mayor problema, y por otro lado tenés a los adictos, que una vez que prueban caen en la enfermedad. Es algo que está dormido y cuando se despierta, te das cuenta, y lo pasás muy mal. En mi caso fue desde la primera vez que probé: probé la cocaína y fui Superman durante 3 minutos. Cuando se me fue el efecto, caí en su garra. ‘Che, se me fue la fuerza’, le dije al que me había regalado la cocaína. Ahí entré en el circuito. Me hubiese encantado tener la perspectiva que tengo ahora para entender que en ese momento estaba firmando un contrato con la mentira.

- ¿Cuál fue la zona más oscura a la que llegaste?

Estar noches sin dormir encerrado en una habitación. Consumía encerrado.

- ¿Recibiste apoyo de tu familia?

Cuando está en situación de consumo, el adicto es un mentiroso y un manipulador, sin reparos en presionar más para conseguir lo que quiere. En ese sentido mis padres no alcanzaron a ver la gravedad del asunto, como le pasa a la mayoría de la sociedad. Tarde o temprano cayeron en la cuenta de que tenían un hijo que estaba enfermo. Estuvieron presentes cuando se me hizo imposible esconder el malestar en que me encontraba.

- ¿En qué momento se despierta tu fe en una fuerza superior?

Hasta que caí en las garras de la cocaína no creía en nada. Y cuando atravesé la noche más oscura de mi vida simplemente dije ‘si hay algo ahí arriba, si estás ahí, sacame de acá. Yo no puedo solo’. Algo pasó porque después de 100 horas sin dormir, concilié el sueño. Ahí comenzó parte de mi recuperación: a partir de pedirle ayuda a Dios pude exteriorizar mi situación ante mi pareja, mi familia y empezar a hablar con mis amigos. Pero primero tuve que reconocer la derrota. En este mundo de triunfadores –las redes te muestran dientes blanqueados y vidas felices- declararte derrotado es una vergüenza.

  • Seres libres va todos los viernes a las 22 horas en Crónica TV. Próximamente, Gastón Pauls protagonizará la serie Barrabrava, en Amazon Prime Video.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►