"¿La mato o no la mato?": la cruda infancia de Karina La Princesita

Desgarrador testimonio. Fue Mónica Cuello, madre de Karina "La Princesita", quien reveló el calvario que vivió junto a sus hijos y el maltrato sufrido a manos de su ex marido y padre de la artista.

22 de enero, 2021 | 09.37

La cantante Karina "La Princesita" Tejada es una de las artistas más destacadas de la República Argentina. Ella tiene un lazo muy estrecho con Mónica Cuello, su madre. De hecho, en la infancia de la intérprete, vivieron episodios familiares realmente duros y llenos de violencia.

Evasión en Argentina: Los ricos fuera de borda

En diálogo con Telefe Noticias, la mamá de Karina reveló cómo fue su vida al lado de su ex marido y padre de la intérprete. "Me golpeaba y con el revólver en mi cabeza les preguntaba a ellos ‘¿la mato o no la mato?’. ‘Elijan’. Tenían 3 y 4 añitos", manifestó, haciendo alusión a "La Princesita" y a su hermano menor, Ezequiel.

"Viví 11 años con el papá de los chicos y me aguantaba todo, pero que no me toquen a mis hijos. El papá estaba enojado y le tiró a Kari una botella de esas retornables. Le pegó el pico justo en la columnita y es ahí cuando yo les dije ‘nos vamos ya’. Me acuerdo que era 24 de enero del 96 a la una de la mañana y así con lo puesto nos fuimos", aseguró Mónica Cuello, recordando el día y el horario en que decidió, junto a sus hijos, marcharse de aquella casa hostil.

Cómo fue la vida de Karina "La Princesita" tras marcharse del hogar familiar

Al marcharse del hogar conyugal, la madre de Karina debió hacer de mamá y papá. Salió a trabajar para llevarle la comida a sus hijos y así logró mejorar su calidad de vida: "Yo tenía que salir adelante porque mis hijos tenían que comer, tenían que vivir. Yo no tuve tiempo ni de pensar lo que estaba sufriendo. Salí a trabajar y por eso vivimos un tiempo con mi madrina. Karina tenía 10 y Ezequiel, 9".

"Vivimos con mi hermana y después cuando pude empezar a trabajar le pude alquilar a una amiga, que vive acá a la vuelta, una habitación. Era una habitación chica, con su bañito y ahí vivíamos los tres. Me iba a las cinco de la mañana y volvía a las once o doce de la noche porque tenía cuatro trabajos en el día. Yo estaba tranquila porque nosotros estábamos en el fondo y mi amiga tenía un frente muy lindo y cerrado. Yo sabía que mis nenes estaban cuidados", reconoció la madre de Karina. En tanto, la artista reconoció que su padre ha cambiado actitudes por las cuales en el pasado debió observar cómo su familia se alejaba de él.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►