Desesperante: Julieta Prandi vivió una pesadilla provocada por su exmarido y terminó en una Comisaria

La modelo estaba trabajando cuando se enteró que su exmarido había dejado en la calle a sus hijos, en su día de custodia.

20 de febrero, 2021 | 09.40

Julieta Prandi volvió a convertirse en noticia por una desesperante situación que vivió cuando se enteró que su marido, Claudio Contardi, había dejado a sus hijos en la calle, cuando él tenía el día de custodia. Al momento de lo ocurrido, ella se encontraba haciendo su programa de radio. 

Operación Olivos: la investigación de El Destape que sacude al macrismo

Desde hace varios meses Julieta Prandi está atravesando un difícil proceso post divorcio con su ex, tras más de una década juntos y con dos hijos en común: Mateo, de 9 años, y Rocco, de 5. La conductora y modelo denunció a Contardi por violencia familiar, relatando públicamente  tanto para ella como para sus pequeños, por lo que los chicos no duermen más en la casa de él, aunque sí cumplen con un régimen de visitas establecido por la Justicia.

Al parecer, Contardi dejó abandonados a Mateo y Rocco en la puerta de la casa de ella sin previo aviso y un dia que le correspondía a él estar a cargo de los niños. “Hace menos de una hora ella y su familia vivieron un momento espantoso. Su exmarido, que hoy tenía a sus hijos con las visitas, ya que le correspondía tenerlos con él, fue a la casa de Julieta y los dejó en la puerta”, relató Adrián Pallares en "Intrusos" (América TV).

Cabe destacar que al momento de lo sucedido, Julieta se encontraba haciendo su programa de radio. “Tocó el timbre, le dijo a la persona que estaba adentro ‘los vengo a dejar, yo no me voy a quedar con ellos’. La persona que los recibió le dijo ‘no le corresponde hoy a Julieta, sino a usted’. Él dijo ‘no, los voy a dejar’ y se fue. Esta persona se fue con los menores a la Comisaría a hacer la denuncia de este tema que ya viene hace bastante”, agregó.

Y explicó: “Contardi tenía la custodia y dejó a los chicos en la puerta de su casa, como si dejara dos paquetes en la puerta de una casa, y esto genera la angustia de la madre de los chicos, que está trabajando para mantener a sus hijos y bancar ese hogar. La persona que trabaja con ella se fue a hacer la denuncia y Julieta se comunica con nosotros para hacernos saber que está prácticamente al borde del desequilibrio; porque esa es la manera en la que queda una persona ante semejante atropello. Sobre todo cuando se juega el chantaje emocional de dos menores”.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►