Hallaron en Rio Negro un nuevo dinosaurio carnívoro de 70 millones de años

Niebla Antiqua es una especie perteneciente a los abelisáuridos, los depredadores que dominaron los continentes australes durante el período Cretácico Superior.

04 de febrero, 2021 | 20.59

El descubrimiento de nuevas especies de dinosaurios permite conocer más tanto sobre cómo era la vida hace millones de años así como también el por qué de su extinción. Niebla Antiqua es el nombre del nuevo dinosaurio hallado en la provincia de Rio Negro, al sur de General Roca. Los restos fósiles de esta especie carnívora fueron descubiertos en rocas que datan del período Cretácico Superior, hace 70 millones de años.

Operación Olivos: la investigación de El Destape que sacude al macrismo

El feroz depredador alcanzaba unos 4,5 metros de longitud y su hallazgo permitirá comprender mejor la historia de los abelisáuridos, los dinosaurios carnívoros que poblaron y dominaron los continentes australes. El dinosaurio, según reveló La Mañana de Neuquén, fue hallado por una expedición liderada por el paleontólogo argentino y explorador de National Geographic Mauro Aranciaga Rolando en un campo privado de la familia Arriagada a unos 50 kilómetros al sur de la localidad de General Roca. 

El nombre del depredador fue puesto por la pesada neblina que cubrió la zona y antiqua por la antigüedad que revisten los restos recuperados. Entre las piezas encontradas destacan partes del cráneo, la cintura pectoral y algunas vertebras. El estudio anatómico que se realizó de la especie arroja que "al igual que sus parientes, habría tenido brazos muy cortos y reducidos, así como también un tórax robusto", informó Aranciaga. 

“El tamaño de Niebla es una de las cosas que más nos llama la atención de este ejemplar, porque es mucho menor que sus parientes cercanos", agregó el líder de la expedición. Entre sus parientes cercanos se pueden mencionar el Carnotaurus de 8 metros o el Abelisaurus con más de 7 metros de largo. Según Aranciaga, Niebla cambia el panorama porque muestra que existían especies de menor tamaño que convivían con otras más grandes.

El mismo paleontólogo indicó que este descubrimiento permite reconocer que la evolución de los carnívoros en la Patagonia fue mucho más compleja de lo que se creía y que en un mismo ambiente había grandes cazadores y otros más pequeños como Niebla, que se alimentaban de presas de menor tamaño.

A partir de este hallazgo también se pudo reconstruir la cavidad cerebral y el oído de este pequeño depredador, que tenía un particular sentido de la vista y olfato, características claves para poder alimentarse. Además, se pudo reconstruir que Niebla tenía un cráneo sin cuernos, pero con rugosidades.

Según informa la publicación de National Geographic, tanto la Secretaría de Cultura de Río Negro como personal del Museo Patagónico de Ciencias Naturales colaboraron con la investigación y el descubrimiento del Niebla antiqua. En un comunicado que lanzó el Laboratorio de Anatomía Comparada y Evolución de los Vertebrados (LACEV), los huesos del dinosaurio podrán ser apreciados en el Museo Patagónico de Ciencias Naturales de Rio Negro una vez terminada la investigación.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►