"Gracias a Dios, un paso más", Lapegüe dejó la terapia intensiva

El conductor agradeció al personal de salud por "ese enorme granito de pasión y de amor" que lo ayudó a respirar. Lapegüe está internado desde el 25 de enero y pasó 10 días en terapia intensiva.

12 de febrero, 2021 | 21.28

Después de casi 10 días en terapia intensiva, Sergio Lapegüe compartió un video en el que informa a sus seguidores que pasará a una habitación común. En la filmación se puede ver al conductor de buen humor y sin respirador artificial. "Gracias a Dios, un paso más", cerró el video el periodista desde el Sanatorio Juncal de Temperley.

El pasado 24 de enero, el conductor se había ido a hisopar luego de presentar algunos síntomas al volver de sus vacaciones familiares en República Dominicana. Desde entonces fue internado teniendo en cuenta que Lapegüe sufre de asma. Su cuadro se fue agravando con el correr de los días. Inclusive debieron colocarle un "helmet", un casco que reemplaza al respirador mecánico y mejor la respiración.

Además del video, el periodista del Grupo Clarín compartió unas palabras en las que contó su leve mejoría. "Desde ayer estoy sin oxígeno, volviendo a dar mis primeros pasos con la ayuda de los kinesiólogos", aseguró. También contó la charla que tuvo con uno de los médicos que lo ayudó a caminar después de quince días acostado: "Me dijo 'hace unos días estabas hablando con el Barba y ahora estás caminando'".

El conductor, que se mostró muy feliz por dejar atrás terapia intensiva, también agradeció al personal de salud que lo atendió: "Gracias a los médicos, enfermeros, camilleros, personal de limpieza. Todos pusieron ese enorme granito de pasión y de amor que me está ayudando a respirar". El periodista coincidió con todos los internados por coronavirus en el agradecimiento al personal de salud por el enorme esfuerzo que vienen realizando desde el comienzo de la pandemia.

Minutos después de que el periodista publicara el video en su Instagram, recibió cientos de felicitaciones y mensajes de aliento de compañeros de trabajo, medios de comunicación, colegas y seguidores que estuvieron atentos a cómo avanzaba la salud de Lapegüe. El mismo conductor fue compartiendo con el correr de los días cómo se sentía y cómo transcurría la enfermedad, en su caso como paciente de riesgo.

Además de recibir la asistencia del respirador artificial y el "helmet", el conductor recibió transfusiones de plasma. El mismo periodista siempre se consideró como una persona positiva pero en el transcurso de la internación también admitió que había días en los que estaba deprimido. Después de diez días en terapia intensiva, Lapegüe empieza a salir de una enfermedad que sigue causando estragos, a pesar de que cada vez llegan más vacunas al país.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►