Zello: qué es y cómo funciona la aplicación que es furor en la cuarentena

El funcionamiento es muy sencillo y se puede usar desde un smartphone o desde la PC.

07 de julio, 2020 | 15.30

Zello, una aplicación con más de 110 millones de usuarios, en estos días es tendencia en redes sociales por una de sus funciones más características. En tiempos de coronavirus, Whatsapp parece insuficiente para la demanda de comunicación y esta aplicación parece capitalizarlo mejor que ninguna.

Operación Olivos: la investigación de El Destape que sacude al macrismo

Para quienes la desconocen, Zello se trata de una aplicación de chat (gratis, disponible para Android , para iOS y para Windows 10 ) que funciona como un handy tradicional, lo que también se conoce como Push-to-talk (al estilo de los equipos Nextel): basta apretar un botón virtual para mandarle un mensaje de voz a alguien, y ese audio se escuchará en el teléfono de la otra persona sin que haga nada. También es posible acceder a alguno de los canales (públicos o privados) donde la conversación se hace grupal, es sencillo enviar un único mensaje a un grupo de usuarios, etcétera.

Lo bueno es que es posible llamar la atención de esa persona aunque no esté mirando el teléfono, con un mensaje específico; la app no tiene notificaciones, sino que reproduce directamente el audio enviado.

Por otro lado, esto habilita todo tipo de bromas, como gritar frases polémicas, chistes, etcétera, que sonarán en el teléfono de destino sin filtro alguno, es decir, sin que el usuario elija abrir la app y reproducir un mensaje, y sin que el usuario defina cuándo: si la app está activa y alguien nos habla a la hora de la cena, o a las 3 de la mañana, etcétera, sonará el audio.

¿Cómo evitar que nos sorprendan con uno de esos mensajes en un momento indeseado? Si el teléfono está silenciado o en modo no molestar, la app se pondrá en modo Ocupado, en el que todos los mensajes son almacenados para que el usuario los escuche cuando pueda

La app no es nueva, y nació con un fin diferente: reemplazar a los Nextel en entornos corporativos para personas a las que este tipo de comunicaciones les resultaba más sencillo, pero que tenían un smartphone convencional; con las aplicaciones de push-to-talk (y como Zello hay muchísimas) alcanza con tocar un botón y hablar, y la otra persona lo escucha en el momento (y no tiene que llevarse el teléfono a la oreja, o manipular la pantalla, etcétera).

LA FERIA DE EL DESTAPE ►