Mario Cimadevilla, el ex senador nacional de la Unión Civica Radical, acusó al presidente Mauricio Macri y al ministro de Justicia, Germán Garavano, de encubrir “amigos” en el expediente y calificó la investigación como “infamia”. Lo hizo en un informe que presentó al mandatario hace casi un año que no había trascendido hasta la fecha.

Tras estas declaraciones El Destape dialogó con diferentes referentes de la causa que avalaron las declaraciones de Cimadevilla.

Jorge Elbaum, periodista y sociólogo expresó: "El macrismo, como lo confirma Cimadevilla, es parte del entramado fundamental del encubrimiento, cuyo último capitulo fue judicializar el memorándum de entendimiento (aprobando por el Congreso) y convertir el suicidio de Nisman en un asesinato, para utilizar la tragedia, políticamente, contra el kirchnerismo".

Horacio Lutzky, el abogado y periodista, autor de 3 libros sobre el atentado de Amia expresó: “El documento que se conoció recién ahora coincide con lo que planteé con lo que nosotros venimos planteando”. Y agregó: “En varias reuniones que tuvimos con Cimadevilla pudimos observar un trabajo honesto. La investigación que realizaron tocó alarmas relacionadas con el tráfico de armas, negocios ilícitos y geopolítica” expresó Luzky. Y también expresó que bajo la gestión del radical, se dio lugar a hipótesis alternativas mas allá de la versión oficial”.

Embed

Lutzky también comenta que el gobierno nacional “hizo todo lo posible para no encontrar la realidad”. Con respecto a los intereses de Mauricio Macri y Germán Garavano, expresó que estos están íntimamente relacionados con la denominada “familia judicial” y los intereses geopolíticos.

Sergio Burstein dirigente de Familiares y Amigos de las Víctimas de la AMIA expresó: “Cimadevilla vio por sus propios ojos cómo operaba Daniel Angelici para que no acusaran por encubrimiento a los fiscales Mullen y Barbaccia”.

Además agregó: “Prácticamente no hay una sola prueba contra el estado iraní” Contundente y sin pelos en la lengua, al referirse al documento que dio a conocer Cimadevilla, Burstein dijo: “El gobierno enterró la presentación, está allí enterrado en los escombros con la verdad”.

Al referirse a la causa dijo que la misma “tiene olor a podrido, está fétida” y con respecto al gobierno expresó: “Nunca se preocuparon, es más se ocuparon de que no se sepa la verdad”.

Luis Kon, integrante del Llamamiento Argentino Judío dijo: “Coincido plenamente con la denuncia que realiza Mario Cimadevilla. Es necesario comprender que la investigación oficial está subordinada a un tema geopolítico”.

Además agregó: “No hay pruebas concluyentes de que Irán haya realizado el atentado”.

Con respecto al desarrollo de la investigación en los últimos años, el abogado expresó: “El kirchnerismo dejó que la causa se desarrolle con mayor libertad. A pesar de nuevas investigaciones, la DAIA continúo con la postura de la pista de Irán”.

Para concluir, expresó: “Cambiemos nunca tuvo una verdadera vocación de conocer la verdad”.

Luis Czyzewski, por su parte, rechazó hacer comentarios a este medio. Czyzewski es uno de los que denunció que el ex jefe de la Interpol, Ronald Noble, había participado de la presunta trama de encubrimiento del atentado que denunció el fallecido fiscal Alberto Nisman.