El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, que se encuentra encarcelado desde abril y condenado a 12 años por corrupción, afirmó este martes que 2019, año en que el ultra derechista Jair Bolsonaro inicia su mandato como jefe de Estado de Brasil, será de resistencia y que no bajará la cabeza.

Así lo aseguró el ex primer mandatario del país vecino en un mensaje por el año nuevo que difundió el Partido de los Trabajadores.

"2019 será un año de mucha resistencia y mucha lucha, para impedir que nuestro pueblo sea aún más castigado de lo que ya fue. Brasil necesita cambiar sí, pero cambiar para mejor", afirmó el ex presidente de Brasil en un texto que se encuentra en la página en internet del Partido de los Trabajadores (PT).