Luego de que la Policía Federal de Brasil lo acuse de recibir U$S 850.000 en coimas, el jefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, le pidió al juez Claudio Bonadio que investigue sus cuentas en Argentina.

En un escrito presentado ante el Juzgado Criminal y Correccional 11, el titular de la AFI intentó desacreditar el testimonio del arrepentido Leonardo Meirelles, quien ante los fiscales Federico Delgado y Sergio Rodríguez lo señaló por cobrar U$S 850.000 en sobornos. La acusación fue ratificada la semana pasada en un documento de la Policía Federal de Brasil, que indica aún lo investiga por el caso.

En su presentación de hoy, Arribas sostuvo que "tales trasferencias son una invención inexistente". En ese sentido, el titular de la AFI reiteró que la única suma de dinero que recibida fue “la que se realizó con motivo de la compra de muebles existentes en el inmueble” vendido.

"Meirelles había asegurado ante los fiscales argentinos que se habían realizado 10 transferencias en Perú y a requerimiento de las empresas OAS y Odebrecht”, dijo el operador financiero en aquél momento. Pero ahora, según explicó la defensa de Arribas, "aseveró que hubo 14 transferencias a una cuenta de Gustavo Arribas en un banco en la Argentina”.

Además, Arribas le pidió a Bonadio que se pesquisen sus cuentas bancarias en Argentina para demostrar que no recibió las transferencias de dinero que denunció Meirelles.

LEER MÁS: Un documento vincula a Arribas con el lavado de dinero

En esta nota