Otra mala jugada dentro del fútbol femenino: el club Argentinos Juniors suspendió la totalidad de las actividades de su propio equipo de esta disciplina, alegando que no cuentan con un espacio “acorde” para los entrenamientos.

La noticia se conoció a través del ahora ex director técnico del equipo Leandro Amendolara, quien lo publicó en su cuenta de Twitter. “El club nos comunico que la actividad quedó suspendida por no contar con un espacio acorde para entrenar”, lamentó.

Por esta situación, abandonó su puesto como entrenador. “En el dia de ayer (por el jueves) dejé de ser el DT de Fútbol Femenino de Argentinos Juniors. Agradezco a mis compañeros del CT y a las jugadoras por el gran trabajo realizado por más de un año”, escribió.

Embed

Esta situación se da luego de la denuncia pública realizada por la ex jugadora del club UAI Urquiza Macarena Sánchez, quien, tras ser despedida sin previo aviso ni un justificativo, visibilizó la precarización laboral a la que se ven sometidas las deportistas debido a que el fútbol femenino aún no es profesional.

Al no estar reglamentada esta disciplina es que también se dan situaciones como la de Argentinos Juniors, que da prioridad a la rama masculina.

Embed