La Selección Argentina llegó con lo justo a los octavos de final gracias al gol de Marcos Rojo y pasó de fase como el segundo peor clasificado de la Copa del Mundo.

Si se aúnan todos los resultados de la fase de grupos en una sola tabla, el elenco capitaneado por Lionel Messi se ubica en la posición 16, con apenas 4 puntos, por debajo de Japón y solo por encima de casi todos los eliminados. La puntuación del conjunto nacional está muy lejos del puntaje perfecto (9 puntos) de Bélgica, Uruguay y Croacia.

Incluso, con la misma cantidad de unidades que los asiáticos y los sudamericanos quedaron Irán y Senegal, que quedó afuera por puntos de Fair Play.

Si bien el número asusta, la situación no es una profecía autocumplida. De hecho, en el último tiempo, San Lorenzo y River consiguieron sus últimas Copas Libertadores después de entrar por la ventana a la segunda fase.

Embed